Condados:

Los Condes regentan por derecho el mando de los Condados en cada uno de los reinos. Para ganar este título no hay límites como en los casos anteriores; por lo que cualquier Caballero que muestre especial tronío en su servicio a la corona puede ser investido Conde, asignándosele el escudo de armas que éste desee.

El diseño de los escudos de armas se distingue por ser plano en su parte superior y semiesférico en la inferior.

Condados nakanios:

Condados erwynianos:

Condados sarlanos:

Condados siverlinos

Condados veltorianos: